En este primer artículo os recomendamos sobre que deportes requieren de un mayor esfuerzo para la espalda y cuales sin embargo pueden ayudar a mantenerla en las mejores condiciones.

Deportes que mejoran la salud de nuestra espalda:

1.- Natación:

Conocido por todos, deporte que debemos practicar para mantener nuestra espalda en las mejores condiciones, pero siempre sin olvidar que aunque el deporte sea el más indicado, debemos realizarlo correctamente y en su justa medida.

Su principal ventaja es que cuando la practicas prácticamente no existe ningún impacto en las estructuras espinales debido a que el agua sostiene el cuerpo, el ejercicio más recomendado es nadar de espalda debido a que mantiene a esta recta prácticamente en la totalidad de la actividad.

2.- Pilates:

No tan popular pero bastante conocido, este deporte se centra en mejorar la musculatura que rodea la columna por lo que favorece el fortalecimiento de la zona y provoca el descenso de padecer dolores. De nuevo importante destacar que los ejercicios deben de ser realizados correctamente.

El ejercicio más recomendado es el llamado “ejercicio del gato”

10-Ejercicios-para-conseguir-una-postura-perfecta-dolor-espalda-04

Deportes que ponen en peligro la salud de nuestra espalda

1.- Esquí:

Deporte que correctamente practicado, con precaución y calentamiento previo, no tiene porque ser dañino para la columna, pero es una actividad que supone gran tensión en la parte inferior de la espalda. Pudiendo llegar a provocar dolor lumbar.

Al finalizar la actividad, es recomendable aplicar calor para relajar la tensión de las zonas más propensas al dolor

2.- Ciclismo:

No es un deporte que castigue especialmente la espalda, pero presenta dos riesgos: en primer lugar es un deporte que sobrecarga la espalda en gran medida y segundo si la postura en la bicicleta no es la correcta puede provocar el incremento de la tensión anteriormente mencionada.

Con esto aclarar que no son deportes perjudiciales, pero son actividades con un mayor riesgo, lo más importante es realizar cualquier actividad con moderación y desarrollarla correctamente para no castigar en mayor medida alguna zona.

¡Hasta la próxima!